Nuestros propósitos para el 2017

Este 2017 viene cargado de felicidad y nuevos propósitos para cumplir a lo largo del año. En Masdeu Hogar no hay nada que nos haga más felices que hacer actividades, celebrar eventos en el jardín y recibir visitas de nuestras familias.
Aunque hacer una lista de lo que ya habitualmente hacemos pueda sonar redundante, no está de más recordarlo de vez en cuando. Ahí va: queremos que este 2017 sea único, que la alegría y la fiesta nos invadan por todas partes y por supuesto que nuestras familias se sientan como en casa.

Listado de cosas que nos motivan para poder hacer de este un año maravilloso en la residencia:

1. Actividades en el jardín.

A lo largo de estos años hemos cuidado y mimado el jardín de Masdeu Hogar. Hemos podido celebrar los aniversarios de la residencia, hacer comidas con familiares, barbacoas, acoger grupos de batucadas entre otras muchas cosas. En verano, el jardín es el protagonista de la residencia y nosotros contentos de poder aprovecharlo. Este 2017 deseamos compartir más momentos debajo de los tilos y divertirnos muchísimo.Actividades al jardín de la residencia: una batucada!

2. Fiestas de cumpleaños.

Lo celebramos absolutamente todo en la modalidad que cada familia escoge. Cada cumpleaños de nuestros abuelos se convierte en un acontecimiento más o menos íntimo según las ganas que tengan los protagonistas. No puede faltar de nada, sacamos los pasteles, galletas y brindamos conjuntamente con los familiares.

3. Recibir visitas de casales y esplais.

Cada poco recibimos alguna visita de grupos de niños. Nos conocen los Casals del barrio de Horta y la mayoría de las escuelas. Los niños vienen a vernos y nosotros contentos de enseñar las instalaciones y estar un rato haciendo actividades con ellos. Nos llena de ilusión poder intercambiar relatos con los más pequeños y por qué no, aprender de ellos al igual que ellos aprenden de los más mayores.

4. Seguir cultivando nuestras verduras.

Plantar semillas y luego recoger sus frutos es de las cosas más gratificantes que nos puede suceder. Ya no solo por el tiempo que le dedicamos, sino que colaboramos en grupo. Cada uno tiene asignadas diferentes tareas: Desde regar las verduras y hortalizas a cortarlas y limpiaras para poder ser cocinadas. Hemos hecho cocas, ensaladas y diferentes platos con productos directamente salidos de nuestro huerto, que nos han ayudado a comer sano y de proximidad durante todo el año.

El huerto del jardín de la residencia